lunes, 11 de junio de 2018

Espeto de pulpo con cremoso de patata


Si hay algo que en casa nos encanta es el pulpo tanto en guiso, como a la brasa, como a feira , la receta es lo de menos , porque siempre lo aceptamos de buen agrado.
Hoy he utilizado el pulpo de Pescanova , ya previamente cocido, con lo que ese paso nos lo saltamos y hace mucho más rápida su elaboración, ha sido todo un acierto . 
Somos "pescalovers" y tú también puedes serlo.




Hay una leyenda sobre el origen de la tinta del pulpo en las islas samoanas de la Polinesia que cuenta que iban un búho, un caracol y una rata en una canoa por el océano y de pronto, la barca comenzó a hundirse.
El caracol naufragó en el agua, el búho consiguió escapar alzando el vuelo y la rata quería alcanzar la orilla nadando, pero era mucha la distancia que había hasta la costa y ya estaba exhausta.
De repente, divisó un pulpo al que pidió ayuda y al que le prometió un buen pago a cambio.
El pulpo lo escuchó y accedió a su súplica. Lo puso encima de su cabeza y lo acercó hasta la orilla, donde la rata de un salto se adentró en la playa.
El pulpo le exigió el pago pero ella sarcástica, se giró y le contestó que se lo había depositado sobre su cabeza . Cuando el pulpo se tocó y notó que tenía un excremento se enfadó muchísimo y le prometió que si la volvía a encontrar la mataría.
Desde ese día, el pulpo desarrolló la tinta negra para que el agua se volviera oscura y turbia confundiendo así a la presa.
Dicen que los pescadores de esas tierras utilizan una caracola parecida a una rata para capturar al pulpo, ya que éste , al ver el cebo con esa forma, rápidamente sale de su cueva para comérsela.

Vamos con la receta .
Ingredientes :
Pulpo cocido en su jugo Pescanova
Sal Maldon
Unas gotas de aceite de oliva virgen
Un diente de ajo





Para el cremoso :
5 patatas medianas
Un hilo de aceite de oliva virgen
Agua
Sal
5 cdas del jugo de cocción del pulpo
Una hoja de laurel
Medio litro de leche evaporada
Dos nueces de mantequilla

Para la ajada :
200 ml de aceite de oliva virgen
2 o 3 dientes de ajo
Un chorrín de vinagre o agua
2 cdas rasas de pimentón dulce





Elaboración :
El día antes dejamos descongelar el pulpo en la nevera para que no pierda temperatura.
Retiramos del plástico y aprovechamos el jugo para añadir a la cocción de las patatas.
Lo cortamos en rodajas, reservamos.
Para la ajada : En un cazo calentamos el aceite con los ajos. Cuando éstos se doran, los retiramos.
Quitamos el cazo del fuego y añadimos el pimentón y el chorrín de vinagre o agua.
Pasamos a un recipiente y dejamos reposar para que los posos se vayan al fondo.
Una vez reposado , lo pasamos para una jarra o bote con cuidado. Reservamos.



Por otro lado para el cremoso, pelamos las patatas , las ponemos en una olla, cubrimos de agua , salamos e incorporamos un hilo de aceite y la hoja de laurel.
Una vez cocidas, las pasamos por un pasa puré con las dos nueces de mantequilla , que con el calor de la patata ya se deshace . Echamos poco a poco la leche evaporada que habremos calentado previamente , hasta conseguir la textura del cremoso que más nos agrade .


Montaje :
Ponemos una cucharada de la ajada en el fondo de una copa, cubrimos con el cremoso de patata.
Pasamos las rodajas de pulpo por una sartén con un hilo de aceite de oliva y ajo . La sartén bien caliente, vuelta y vuelta y lo pinchamos en una brocheta.
Lo colocamos encima del cremoso , le ponemos sal Maldon , una cdita de la ajada y listo.
Se puede comer templado o frio . A mi me gusta más la primera opción.



12 comentarios:

  1. Me ha gustado la leyenda que nos explicas sobre la tinta del pulpo, no la había oído antes.
    Pero más me gusta aún tu plato o copa en este caso con el espeto de pulpo que también me gusta en cualquier receta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Eu adoro polvo de qualquer maneira.
    Esta sugestão além da apresentação linda tem um aspecto delicioso.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  3. Hola Bego.
    Me encanta el pulpo y con este cremoso debe estar de lujo.
    La presentación maravillosa.
    La leyenda muy entretenida y curiosa.
    Me quedo con esa Copita...tal cual la traes...que tiene una pinta divina...
    Un besazoooo

    ResponderEliminar
  4. Uuuummmmmmmmmmm que ricura de copa ,esa crema de patatas con la leche evaporada tiene que estar de rexupete ,me encanta no lo siguiente a mi el pulpo me gusta de todas las maneras posibles ,te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapisimaaaa.

    ResponderEliminar
  5. ¡Menuda pintaza tiene! muy entretenida la entrada de hoy ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  6. Que bonita historia. Y la receta tiene una pintaza que ¡quien la pillara! Divina.
    Besos.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
  7. Y a mí, tratándose de pulpo, me gusta de todas maneras como buena gallega que soy ¡lástima que muchas veces nos metan potón por pulpo!
    No es la primera vez que pidiendo pulpo, te sirven potón, que en nada se parece al rico sabor del pulpo y los tentáculos son mucho más gordos y tienen unas ventosas enormes.
    El entrante de hoy tiene que estar para repetir. Gracias también por el cuento, en fin, has publicado una entrada amena, rica y completísima.
    Abrazos y cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  8. Menuda historia, que rico se ve ese espeto besitos

    ResponderEliminar
  9. Bego amenizar un menú con una historia tan amena, lo hace muy entretenido mientras comes este pulpo ya cocido, que a nosotros los que tenemos que ingeniarnos las para cocinar cada día, nos salva la vida, a pesar de la leyenda, jejejeje.
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Hola Bego. Bonita historia la que nos has contado sobre el origen de la tinta del pulpo. No tiene nada de raro ya que las ratas son asquerosas tenía que dejar su señal.
    El pulpo me encanta de cualquier forma como se prepare. Tal como lo has hecho tú no me cabe duda de que tienen que estar de rechupete.
    Un cremoso de patata y una ajada que hacen de este pulpo un plato de lujo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Bego
    No conocía esa leyenda, ya le vale a la rata, que guarra jajaja, pobre pulpo con la caca en la cabeza
    A mi me encanta el pulpo pero, soy muy sosa, siempre lo como igual, con su sal, pimentón y aceite y con las patatas cocidas, me gusta muchísimo de esa forma y me recuerda mucho mi infancia, tengo que espabilar y probarlo de otras formas
    Queda precioso, y ya sabemos que se come mucho con la vista y, si además, está rico en el paladar, ya está el lote completo, yo creo que, a mi, me gustaría más templado, como a ti
    Besotes

    ResponderEliminar
  12. que ricooooo, casi coincidimos nena jajajaja, te ha quedado un entrante espectacular!!

    ResponderEliminar

Te agradezco enormemente tu comentario que el tiempo es oro y hay que estirarlo para que nos cunda.....Vuelve cuando quieras....... las puertas de mi cocina están abiertas para ti.
Muchas gracias.