lunes, 9 de enero de 2017

Patatas rellenas de mousse de foie de pato

Hay detalles de la niñez que se quedan grabados en la mente y en el corazón y revives de adulto , a través de la comida , de forma que crees oler aquellos aromas, vuelves a oír las risas que se producían espontáneamente alrededor de la mesa,  añoras la compañía y reconfortas el alma.
Así es como recuerdo con inmenso cariño las patatas rellenas de carne que nos preparaba Paquita, la mamá de mi mejor amiga-hermana de la infancia. Qué ricas estaban !!!
También recuerdo aquellas pastas dulces que nos daba para acompañar la merienda cuando hacíamos los deberes y aquellos bocatas de chorizo, ainsss....Como me gustaban !!!
Hoy en día, por circunstancias de la vida, vivimos a muchos kms de distancia, pero seguimos manteniendo el contacto y quiero hacer de esta entrada un pequeño homenaje para ti.

Muchas gracias por regalarme momentos tan bonitos , retazos de la memoria que siempre me acompañarán . 


Y después de esta pequeña introducción , paso a mostraros la receta que como podréis ver se hacen rápido y sin mucha complicación.
Al hacer las patatas al micro, ahorramos energía y se hacen antes, pero si preferís elaborarlas al horno tradicional, sin problema .


 Ingredientes :
3 patatas medianas
Un medallón de mousse de foie de pato (100 g )
1 yema de huevo
100 ml de nata líquida para cocinar
Sal y pimienta
Pisto casero para acompañar



Elaboración :
Lavamos perfectamente las patatas , las picamos por toda la superficie con un palito de brocheta , las envolvemos en papel film y las depositamos en un recipiente apto para microondas . Las ponemos 9 minutos a 800 w . A mitad de tiempo las sacamos y les damos la vuelta , con cuidado de no quemarnos, y volvemos a introducir en el micro .
Retiramos y dejamos templar o enfríar para quitarles la piel .
Las partimos a la mitad y con sumo cuidado de no romperlas , las vamos vaciando con una cucharilla saca bolas, cuidando de no llegar al fondo de la patata ni de romper las paredes.
En un cazo mezclamos la nata con la patata extraída .Salpimentamos.  Llevamos al fuego removiendo y dejando que hierva unos minutos. Apagamos, retiramos del calor y agregamos el medallón de mousse de foie y la yema, mezclando todo muy bien y aplastando a continuación con un tenedor .
Ponemos el horno en función gratinar a 200º a calentar.
 Pincelamos el fondo de una bandeja apta para el horno con aceite de oliva virgen y encima colocamos las patatas , salpimentamos y con la mezcla pasamos a rellenarlas.
Por último las llevamos a gratinar, controlando que no se quemen , hasta que se dore la superficie.


A disfrutar !

25 comentarios:

  1. ¡Oh, que buena pinta! Seguro que están estupendas. Me encantan para un día especial.
    Un beso.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
  2. Mi niña, si la patata es rica y está diciendo cómeme, más entrañables y tiernas son las letras que acompañan a esta entrada y constituyen un verdadero homenaje a tu amiga y a su madre.
    Hay recuerdos de infancia que permanecerán por siempre en nuestro corazón.
    Conservar amigas de la infancia, es un privilegio que no todos tienen.
    Para las dos, que tenéis corazones gemelos, os dejo un montón de cariños en un fuerte abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
  3. Qué bonitos recuerdos, Bego! Esos son de los que da gusto acordarse una y otra vez. Nunca probé el foie, pero las patatas se ven de lo más tentadoras! Besiños, feliz vuelta a la rutina.

    ResponderEliminar
  4. Los recuerdos de la infancia nos acompañan. Un homenaje gastronómico que seguro queda delicioso y si lo ve tu amiga le encantará.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. A mí me pasa cada vez más, Bego. Recuerdo el pasado relacionándolo con la comida, olores, sabores y personas especiales. Es bonito y emotivo o triste, si esas personas ya no están.
    Tu receta, sencilla pero de lujo. Besos. Bonito homenaje.

    ResponderEliminar
  6. Qué aspecto más rico¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. una receta deliciosa con un precioso recuerdo.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, que sepas que éstas te las copio en cuanto tenga oportunidad, ¡qué cosa más rica!.
    Y en el micro, además, para ahorrar tiempo.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  9. Bego es cierto, la memoria se nos remueve con los aromas y sabores, a mí me pasa con frecuencia, y no puedo evitar asociar las cosas que he vivido con ciertas comidas, como las meriendas con mis compis del colegio, que me has recordado con tu historia.
    Estas patatas tiene una pinta fabulosa, con el foie "de lujo" y con poquito trabajo. ¡Perfectas!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Que ricas tienen que estar estas patatas Bego, yo recuerdo las patatas fritas de mi abuela y a veces hasta parece que me llega su aroma, los recuerdos de la infancia siempre están en la mente, no me extraña que las recuerdes se ven maravillosas...Bess

    ResponderEliminar
  11. Madre mia estas patatas están de escándalo, que poco me iban a durar a mi en el plato.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. pintaza total ¡¡¡¡ que buenísimas ¡¡¡ un besote enorme guapa

    ResponderEliminar
  13. Ay ay Bego, que yo no puedo con el foie!! no me gusta!, pero si me gusta la pintaza de esas patatas, asi que prefiero imaginar que son de carne, como aquellas que la mamá de tu amiga os preparaba, vale?? carne, Toñi es carne, no es foie... jajajajaja.
    Se ven deliciosas , un besazo!!

    ResponderEliminar
  14. Hace muchos años que no las hago, pero a los niños se las hacia con un relleno mas a su gusto, estas que nos traes son de fiesta, deben estar divinas, un besito reina

    ResponderEliminar
  15. Bonitos recuerdos que sientan muy bien que vuelvan a la memoria! Menudas patatas te han salido! Estoy aquí que babeo y las horas que son...ya ni te cuento! jajaj Menuda pinta! La verdad que con lo que me gustan las patatas y hace mil años que no las hago rellenas...tomo nota para la próxima jiji Besines guapa

    ResponderEliminar
  16. Hola guapísima !!!
    Es cierto que la memoria nos lleva con gran facilidad a la infancia en cuanto probamos algo de aquella época. Una entrada bonita, y una receta estupenda.
    Esto del micro para las papas es un inventazo, la de tiempo que te quitas del medio y lo bien que quedan. Ahora porque estoy con la operación lechuga, pero tu recetita me la llevo al rincón de pendientes, que el relleno me ha encantado.
    Espero que hayas empezado bien el año, besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  17. Holaaaa, ya casi siempre hago las patatas en el micro porque tardan muy poco y se ahorra mucho tiempo y energía. Este relleno me ha encantado. Es verdad que hay cosas que nos recuerdan a alguien y luego queremos hacerlo igual y no sale ni a tiros. Se lo decía antes a Mª Jesús con su pudin de magdalenas, que mi abuela hacía uno, fíjate que es sencillo no? pues no he tenido narices a hacerlo como ella lo hacía. Y ahora me pregunto, pero yo por qué nunca la pregunté como lo hacía? ayyysss, me quedaré con las ganas toda la vida.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  18. Son inolvidables los recuerdos de la niñez, los amigos, familiares, fíjate que soy mayor y tengo momentos de mi vida en mi disco duro grabados que ni el mejor ordenador los supera, ademas que para olvidar estas patatas......ya pueden pasar años y mas y mas.....y tu las presentas con ese cariño tan enorme y esas fotos que dan ganas de meter la mano por la pantalla, de lujo te han quedado guapi. Besitosssss.

    ResponderEliminar
  19. Begoña ya sabes que me encanta leer entradas en las que se comparten recuerdos ¡es todo un placer para mí que nos abras esta ventanita a tu infancia!

    Creo que la mayoría que tenemos un blog asociamos muchos recuerdos a olores y sabores y te entendemos.

    Las patatas tienen una pinta deliciosa

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola Bego! Me encantan las patatas tal como las has preparado, deben quedar deliciosas y además su aspecto es bien bonito, como los recuerdos que te traen. Son recetas para el recuerdo y para disfrutarlas siempre.
    Es un gusto verte de nuevo. Un beso grandote.

    ResponderEliminar
  21. Qué rica y más cuando trae recuerdos de la infancia como nos cuenta.
    Cómo atrae esta patata e invita a que hay que comerla. Se ve deliciosa!

    Besos

    ResponderEliminar
  22. Hola Bego. No hay duda de que tienes toda la razón en lo que comentas. Hay recuerdos de la niñez o de la juventud que jamás se olvidan y eso es bueno porque sin recuerdos la vida no es agradable.
    Suelo hacer patatas rellenas pero nunca las he hecho en el micro ni tampoco con ese relleno y es que creo sabes que a mí el foie es algo prohibido no por cuestión de salud sino porque soy incapaz de probarlo. Debe ser por algún recuerdo que guardo en el subconsciente jj.
    Me comería la patata y el pisto porque tiene un aspecto fabuloso y en sustitución del relleno te pido una barra de pan para no dejar ni señal.
    Espero que hayas recibido muchos regalos.
    Feliz año.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. que bueno es conservar las amistades de la infancia y esos recuerdos nunca se olvida, de las patatas que te puedo decir que estan pidiendo a gritos que las coma, se ven deliciosas, biquiños guapisima!

    ResponderEliminar
  24. Bego , los recuerdos de la infancia nunca se olvidan verdad ? , estas patatas te quedaron deliciosas , tienen una pinta buenisima
    besinos

    ResponderEliminar
  25. Una pinta exquisita sin duda, me ha encantado, y me quedo siguiendo tu blog, yo también tengo uno por lo que te invito a el, besossss

    http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Te agradezco enormemente tu comentario que el tiempo es oro y hay que estirarlo para que nos cunda.....Vuelve cuando quieras....... las puertas de mi cocina están abiertas para ti.
Muchas gracias.