jueves, 14 de noviembre de 2013

Postre cremoso de plátano a la vainilla

Es ésta una receta que surgió sobre la marcha con el fin de aprovechar la fruta , pero de repente,  no se por qué razón , mi mente me transportó en volandas hacia el recuerdo de una época muy feliz de mi vida : la infancia de mi hijo y según estaba triturando los plátanos ,  recordé aquellas papillas que le preparaba para la merienda cuando era pequeñín y que tanto nos gustaban a los dos , sí, sí, digo bien :  a los dos jajaja…..porque a la vez que le daba una cucharada para él , otra  me la comía yo, de manera que tenía que hacer siempre ración doble…… 





Entonces,  decidí emplear en este postre las galletas(que en principio no estaban previstas ) para emular un poco a aquellas merendolas que disfrutábamos a dúo …….como se pasa el tiempo……..si fue casi ayer ;) 




Ingredientes :

2 plátanos de Canarias (éstos eran pequeños)
300 ml de leche
2 cdita de postre de agar agar (10 g aprox)
Una rama de vainilla
50 g de azúcar
La piel de un limón
Caramelo líquido
Tres galletas tipo Chiquillín o la que mas os guste 


Elaboración :

Ponemos la leche con el azúcar, la rama abierta de la vainilla y la piel del limón (ojo con no poner la parte blanca pues nos amargaría y estropearía el postre ) al fuego hasta que da un hervor.
Retiramos del fuego, colamos, añadimos el agar agar y removemos bien.
 Tapamos y dejamos infusionar cinco minutos.
Mientras ,  con un tenedor trituramos los plátanos con las galletas hasta hacerlas puré.
Transcurridos los cinco minutos , vertemos poco a poco  la leche sobre el puré hasta homogeneizar la mezcla.
La pasamos a unas flaneras individuales (utilizo de silicona) que habremos bañado con caramelo líquido.
Dejamos reposar hasta que se haya cuajado, mejor de un dia para otro.
Para decorarlo he pasado unas rodajas de plátano por mantequilla en la sartén vuelta y vuelta .

Nota : 
- Si no tenemos agar agar , podemos emplear unas hojas de gelatina hidratándolas previamente y luego agregándolas a la leche caliente.
- Con estas cantidades me han salido cuatro flanes pequeños como los de la foto.




 En estos tiempos que estamos viviendo de estrecheces , es un postre del que podemos disfrutar por poquito dinero, además no lleva horno, que también es de agradecer …… asi pues, resulta un dulce ideal para vestir nuestra mesa de fiesta...
Espero que os haya gustado ;)

50 comentarios:

  1. Ainsss soy la primer asi que todo este pars mi. Me encanta tu improvisacion, ademas tengo al peque en fase de postres con no demasiadas calorias y este me viene de lujo. Me enca.ta.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me olvidaba yo tambien hacia doble racion de papilla jaja

    ResponderEliminar
  3. Bueno bueno, querida Bego, los platanos y yo, siempre hemos tenido una relación muy estrecha, y no pienses mal....jajaja. A mí me encantan y mira, yo también solía hacerselo a mi hijo, a veces lo mezclaba con zumo de naranja y claro, hacía el triple de cantidad para que lo que sobrara pudiera zamparmelo yo...jajaja. Me parece un postre acertadísimo y riquísimo para paladares muy plataneros. Un beso mi niña.

    ResponderEliminar
  4. Bego estupendo postre que no tiene ninguna complicacion y que queda de maravillas. Besos

    ResponderEliminar
  5. Uy qué bien, yo he venido en el momento perfecto para pillarme uno de estos postres tan estupendos que nos has dejado, qué suerte guapi!! jajaja

    besazos y feliz día

    ResponderEliminar
  6. Jajajajaja me parece Bego que todos hemos pecado de lo mismo, doble o triple de papilla para la merienda.
    Te han quedado geniales
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Y con esta receta, también a mí me has hecho recordar mis tiempos de madre criando a mis peques ¡Cuántas papillas he preparado en mi vida!
    Yo era de las madres tradicionales que huyendo de los potitos ya preparados, pelaba, picaba y trituraba frutas con galletas y las regaba con zumo de naranja, a todos mis hijos les ha gustado y aún quedan dos, la mayor y la más pequeña, que no les importaría volver a tomar una papilla de aquellas.
    Ese postre, además de tenerlo muy bien presentado, me está diciendo ¡Cómeme!
    Te dejo mis cariños en un abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  8. Nooooooo!!!!! mi Bego...nooooooo!!!! que no me ha gustado!!!!!! que me ha encantado!!!!! jajjaajajaja menudo postre mi niña esto es triple-mente aceptable, por tres razones, bueno, bonito y barato, que es lo que andamos buscando la mayoría en estos tiempos que nos corren y viniendo de tus manitas y tu cabecita....éxito asegurado preciosa, te cuento que a mi también me gustaban esas papillas de fruta yo tampoco compraba potitos...jajajjjajaja, tengo ganas de que nos licenciemos algún medio de trasporte que no nos deje en la estacada, cada vez que publicas algo así me dan ganas de salir corriendo corriendo con el café para allá, que lástima estar tan lejos cielo. Besitos linda.

    ResponderEliminar
  9. Bego, si esto es sobre la marcha, no me quiero ni imaginar como será cuando te nos pongas en toda regla!! Que ricura por favor.

    Besos muchos linda.

    ResponderEliminar
  10. Seguro que estaba riquísimo. ¡Qué bueno recuperar momentos, revivirlos de otro modo, y crear desde ello nuevos momentos para el recuerdo!
    Disfruta mucho, sé muy feliz

    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
  11. Es verdad Bego, plátano,galletas, zumo de naranja... Qué recuerdos
    Un postre muuuy rico
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Vaya postre más rico! Te ha quedado de lujo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Que flanecito tan rico!!!! Y la mezcla del plátano y la naranja de 10, me encanta! Besitos!

    ResponderEliminar
  14. Madre mía que recuerdos, las papillas de fruta en las que hacíamos el una para ti otra para mi jajajajajja, pero claro, hacíamos de más porque si no el niño se quedaba a verlas venir. Has preparado una versión riquísima y bien vistosa. Alguna vez me he hecho algo parecido con plátanos maduros pero de otra forma. Algún día lo publicaré.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  15. Vaya recuerdos me trae la receta que has publicado hoy. Yo confieso que aún podría comerme un potito, así que imagínate esto que has preparado hoy. Me encanta la mezcla del plátano y la naranja. Y tan sencillito todo, es genial!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  16. Bego mi jet lag de esta vez, me desaparecería mucho más rápido con un flanecito de estos tuyos si me das 2 ya creo que me despierto jjjjjj
    _Lo confieso_ me encantan las papillas sanitas de la merienda de los bebes ;)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  17. jajaja, Bego, a mi tambien me encantaba la papilla de los crios, el flan se ve delicioso y muy tentador, te lo copio¡¡¡, besitos

    ResponderEliminar
  18. Ese olorcito a galletas , leche y plátano está grabado para siempre entre las mamás. Menudo tuneo de lujo le has dado a la papillita de la merienda infantil, si ya era irresistible la has hecho sublblime++++++++++

    Besines rebonitaaaa!!!!!

    ResponderEliminar
  19. Que rico, a mi tambien me encantan las papillas, de pequeño y ahora tambien, buffff y los potitos...riquisimos jajaja, este postre de hoy me encanta, no meto la cuchara prque la pantalla no me deja, que si no.... uhmmmm.
    Besos
    Ettore

    ResponderEliminar
  20. Ohhh...que jugoso, la verdad es que yo me lo comería sin rechistar.....bien rico que tiene que estar...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  21. Hola guapa! Que ilusión que te hayas acordado de mi....el motivo de mi ausencia es el mejor del mundo mundial y al que en unos meses le podré dar este postre....en versión papilla por supuesto...dentro de poco volveré con el blog que ya me pica el gusanillo.
    Un besito

    ResponderEliminar
  22. ¿Y no le ponías unas galletas y pedías a los altísimos que el niño no se lo comiera todo para probar tu? Jo porque el muy siempre se lo zampaba... jajajjajaja
    Me encanta el postre, mucho.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  23. Bego querida! Tengo el mismo recuerdo tuyo de cuando preparaba la papilla de mis peques, nada más dulce que ese plátano hecho pure con un chorrito de zumo de naranja, mmm, qué ganas de volver a tenerlos chiquitos y volver a disfrutar esos detalles! Pero tu postre ha resultado una delicia también, que hay que decirlo, super rico y sanito, me lo llevo! besitos

    ResponderEliminar
  24. Pues el postre tiene una pinta magnifica y como todo lo que haces es rico, pues produce felicidad.
    Y digo yo: en lo de agar agar, no se te habrá olvidado poner la "c" del principio.
    Un beso
    Jorge.

    ResponderEliminar
  25. Que bueno lo que me ha recordado las meriendas de mi nieta, sin embargo mi nieto queria el platano en la mano a mordiscos, este postre es una delicia niña, y para tu libreta que va, besos cielo

    ResponderEliminar
  26. Estupendo postre y de lo más evocador, ja, ja...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Bea yo te voy llevar la contraria mi hija era muy mal comedora, pero yo tampoco podia ver las papillas, pero mi costillo no se perdia nada, muy buena pinta tiene esta postre y con platano una delicia. bikiños

    ResponderEliminar
  28. Bego, así que una cucharada para él y otra para ti jajaja qué bueno, cómo me has hecho reír. Me encanta como ha ido evolucionando tu idea hasta mostrarnos una propuesta 10. Además, como dices, en este momento por el que pasamos, tu postre es para que disfrute (y mucho) toda la familia. Espero que tú lo hayas saboreado junto a tu hijo recordando esos momentos. Por cierto, me gusta tanto que ya mismo me lo estoy imprimiendo ¿no oyes la impresora?

    Un abrazo muy fuerte y buen fin de semana (también me hace muy feliz pasar siempre por aquí y contagiarme de la alegría y buen rollo que transmites)

    ResponderEliminar
  29. Que meriendas tan ricas!!!! yo también me acuerdo. Este postre tiene muy buena pinta.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  30. Ohhhhh, me encantaaaa, mucho!! :) Que rico el platano! Y ese plato es una monada, que lo sepas, quiero uno para contigo en la playa!! Jejejeeee :P
    Pasa muy buen fin de semana y disfruta de este cremoso tan estupendo!!!

    ResponderEliminar
  31. Qué nostalgia, qué rápido crecen los niños!
    Pero siempre va bien recordarlo sobre todo con un rico postre tan fácil que te ha quedado muy apetitoso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Hola bego,un postre delicioso,esta que se sale,con esa pinta tan rica,para devorarlo antes que se termine

    Besos

    ResponderEliminar
  33. Hola Bego se me hace la boca agua a mi tambien me encantaban estas papillas bueno si te digo que muchas veces lasa sigo comiendo jajjaj tengo que hacer esta versión tuya seguro que una delicia
    !!!! besinos !!!!
    El Toque de Belen

    ResponderEliminar
  34. ¡Qué recuerdos, Bego! Yo también tenía que preparar doble ración. Este postre tiene que estar delicioso y además me parece entrañable por los momentos que evoca.

    Besos mil, amiga.

    ResponderEliminar
  35. Umm qué delicia de postre!! tiene que estar para dejar el plato limpio, limpio!! qué día me invitas a probarlo?? bueno mejor me lo apunto y lo preparo yo que vivimos muy lejos!!
    Un besete y buen finde Guapa!!

    ResponderEliminar
  36. Ay! Bego! esas papillas!!! Yo las preparaba a pares, pues mis hijos son muy seguidos!!! estoy por hacerme una ahora mismo!!!!. Que postre te has marcao!

    ResponderEliminar
  37. Eso no se hace, mira que quitarle la papilla al nene, tendrias en cuenta eso y harias el doble no ? porque si no vaya hambre iba a pasar el pobre jajaja. En fin mira quien va a hablar, a mi me pasaba lo mismo con con la maicena de mi hermano jajaja.

    Muy rico rubita guapa !!

    Afri

    ResponderEliminar
  38. Bego, estaba leyendo y me moría de risa, a mí me pasaba lo mismo con las papillas de frutas de mis sobrinos, jeje. ¡¡¡Y es que están tan ricas!!!. Aún las hago, especialmente por los veranos. Así que este postre seguro que nos gusta mucho, además con las rodajinas del plátano tostado, más rico todavía. No te preocupes por las visitas, esta temporada yo dispongo de poco tiempo para conectarme, pero eso no quiere decir que no me acuerde de vosotras. Estás muy chuli en la nueva foto de perfil, guapa. Que pases un buen domingo. Besinos.

    ResponderEliminar
  39. Mi querida amiga, que recuerdos mas hermosos, que jamas se olvidan, yo tenia mas suerte que tu, por que mi hija, no habria la boca, para comer, no le gustaba esa rica papilla, y yo como todos los dias hacia la intentona de que la comiera, y ella nada de nada, me la zampaba enterita jejeje, por eso te digo lo de la suerte, bueno preciosa que te ha quedado un postre, que este si que me lo zamparia con mil amores, por que me ha encantado, Un abrazo enorme preciosa, me gusta mucho la fotico del perfil

    ResponderEliminar
  40. Hola Beo! que recuerdos! y que postre! te ha quedado con unqa pinta deliciosa! que rico! besitos guapa

    ResponderEliminar
  41. Adoro la "papa" de frutas..., así que este postre tiene mi bendición!
    Qué recuerdos tan bonitos! Son los que nos ayudan en los tiempos menos bonitos, no te parece?
    Besotes y feliz semana cielo!

    ResponderEliminar
  42. Una versión papillera de lujo y con el recuerdo de los sabores de la infancia.¿Que mas se puede pedir?
    Besos

    ResponderEliminar
  43. Mi niña, vuelvo para desearte una feliz semana, agradecer tu cariñoso comentario y a volver a remirar ese postre tan bien presentado en un plato de porcelana de la que a mí tanto me gusta, lo que ya dudo es si es de Sargadelos o del Castro.
    Recibe un abrazo muy especial.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  44. Me matas! Esto tiene que ser una locura. Me la quedo para cuando acabe la dieta :-)

    A mi, esas papillas de los niños con plátano y galletas siempre me han apetecido mucho también , pero siempre estaban las egoístas de sus mamás que no me daban ni una cucharadita jajajajaja!

    ResponderEliminar
  45. No sé porque cuando veo estos postres (con esos ingredientes) tengo la impresión de que son algo nuestro, debe ser lo que tú dices, que son sabores familiares...
    Mi hermana, que vive en Hamburgo desde hace años, cada vez que viene se trae una maleta medio vacía para llevársela de nuevo llena de las galletas Maria de toda la vida, aceitunas rellenas, y caldo de Gallina Blanca jaja. Si es que...
    Así que gracias por el regalo de este postre divino que viene acompañado de tantos recuerdos de sabores comunes.

    ResponderEliminar
  46. Claro que me ha gustado , Bego! algunas veces lo preparo para mi "niña" y para mi, pero de la forma clasica jijii, así que me llevo tu receta, que has puesto de largo y has vestido de fiesta.
    Ah! y gracias por los piropos, se nota que eres mi blogamiga... jijii
    Besitosss GUAPETONA.

    ResponderEliminar
  47. No he podido resistirme a comentar en esta receta, me llamó la atención y me ha gustado mucho y leyendo la introducción jajaja si, se comparten tantos buenos momentos con nuestros hijos, nos quedan en el recuerdo y tantas veces otros momentos actuales nos llevan a aquellos pasados ¡Que bonito! Me gustará mucho hacer este delicioso postre.
    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  48. Pues como que me han entrado también a mí las ganas de hacer éste rico postre, que buenooooo, digo yo que se puede meter más frutas pa dentro, no..? Buenísimoooo, un besazo mi Begooooo..

    ResponderEliminar

Te agradezco enormemente tu comentario que el tiempo es oro y hay que estirarlo para que nos cunda.....Vuelve cuando quieras....... las puertas de mi cocina están abiertas para ti.
Muchas gracias.