jueves, 21 de noviembre de 2013

Ñocla (buey de mar) a la sidra

Como os comenté en la entrada anterior , hoy os comparto la receta de la ñocla . En casa quien se encarga de hacerla siempre es el Samiro  , le gusta prepararla y comerla después jajaja……. en esto último tiene un máster , os lo aseguro , ay omá es un pozo sin fondo ;)) 



Si la ñocla está viva, (en este caso asi era) , la introducimos en agua fria , poniendo por cada litro de agua , unos 60-70 g de sal y una hoja  o dos de laurel y un chorrito de brandy o whiskie.
(Si estuviera muerta, habría que hacerlo al revés, es decir, la meteríamos en el agua cuando ésta estuviera ya hirviendo).

La olla ha de ser amplia para que coja perfectamente y el agua la cubra. Contaremos 20 minutos de cocción por kg de peso a partir de que el agua comience a hervir. Si pesa mas, lo dejamos 25 minutos.
Una vez transcurrido el tiempo, la retiramos del agua y la dejamos enfriar para pasar luego a limpiarla , con cuidado de no romper la cáscara. (Si no sabéis como hacerlo os recomiendo que leáis este tutorial de Rocío , dónde lo explica perfectamente). 



Para hacer el carro :

Mezclamos la carne con un huevo cocido muy picadín ,un chorrín de sidra y el jugo del caparazón,  lo mezclamos todo perfectamente y lo rellenamos. Si tiene huevas, como fue el caso de la hembra (decantaros por éstas a la hora de comprarlas) también las agregamos, es lo que mas gusto le da. El macho no las traía. 
Lo colocamos en la fuente y alrededor ponemos las patas y pinzas que habremos golpeado previamente para facilitarles la tarea a los comensales ;)


A disfrutar  !!!
Venga , hace un culín de sidra ?  ……. 
Y mañana receta dulce ;)

29 comentarios:

  1. Mmmm, que buena pinta! Me encanta la cabeza de ese bicho y si es con sidra más aun!!!!!!! Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  2. Ay querida, hoy no comulgo contigo....jajaja (así por lo bajini te diré que no me gusta), y bueno, pongo al bicho en la mesa y Adrián se cuelga de la lámpara, con el pánico que tiene el pobre mío a estos bichejos con garras...jajaja. Bueno espero que lo hayais disfrutado, sobre todo el Samiro, que ya veo que tiene un buen saque. Un besito corazón.

    ResponderEliminar
  3. Bego!!! que yo también me apunto a eso eh!
    A ver si alguna vez coincidimos y preparamos una mariscada con todas las de la ley.
    Un beso
    Jorge.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bueno, Bego! Y muy bien explicado. ¡Quién lo pillara! ;-)
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Begoooo ...todo un lujazo eso si que me gusta . El buey es de los que mas me gustan con el bogavante ..vamos que no tengo mal gusto jejeje . ..soy de pocos mariscos no me gustan todos ,lo sé.... un poco rarita , besos

    ResponderEliminar
  6. Pero bueeeeno, Begooooo....menudo lujo! Buey y almejas! Pues nada, que sepas que mi costillo, que también es un cocinillas, se puede unir a tu samiro para hincarle el diente a estos manjares :)))) Me gusta mucho cómo has explicado su preparación! Biquiños y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  7. Me gusta..... hace mucho que no tomo, y que no hago pero estan estan muy buenos........

    ResponderEliminar
  8. Bego ,esta ñoclina con las almejas anteriores y el postre ya tenemos el menu completo ,no hay una silla libre en la mesa de tu casa ?
    Todo buenisimo
    besinos

    ResponderEliminar
  9. Mi niña, sigues con la mariscada y a mí ya se me están alterando los jugos gástricos.
    Yo la hago parecida, pero la tuya tiene que estar para comerse caparazón y todo ¡que ya es difícil!
    ¡Buen gusto tiene Samiro! También lo digo por ti.
    Cariños
    Kasioles

    ResponderEliminar
  10. Begoooooooo, yo querooooooo....! Ñan, que ricooooo mmmmm......se me ha antojado, así que para el finde a por unaaaa jajaja. Besinosss

    ResponderEliminar
  11. Bego vaya un Samiro mas apañao que tienes...yo siempre cuando compro cangrejos vivos para el arroz pido que me pongan las hembritas jajjajjajjj..es que las huevas me dislocan, estos buey están para meterle mano ya!!! que ricooooosssss dile a tu Samiro que felicidades por cocinar estas cosas tan ricas. Besitos pequeñita mía.

    ResponderEliminar
  12. Ya veo que sigues disfrutando de tu regalo,y este buey de mar tiene una pinta que uhmmmmmm a mi marido le gustaba mucho preparar el relleno del caparazón con sidra,desde que el falta no he vuelto a comerlo.besinos

    ResponderEliminar
  13. Nunca lo he probado, pero vamos que me atrevo con todo

    ResponderEliminar
  14. Ainnsss Bego, esto no se hace!! Por aquí es imposible que nos llegue un producto tan rico como el que podéis disfrutar por allí. Y hecho de esa forma... debe estar para chuparse los dedos!! Así que si sigues enseñando cosas tan ricas... no te asombres si un día llaman al timbre y soy yo que me presento a comer.. jaja.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. Muy bien por el Samiro, le alabo el gusto, estos bichos están buenísimos en cualquier preparación, pero con ese toque de sidra, estarían divinos.
    Un bico

    ResponderEliminar
  16. Eso, eso tu ponnos los dientes largos con estas exquisiteces. Hummmmmmmm qué rico
    Mi problema es que me da mucha pena cocer bichos vivos, que le vamos a hacer.

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Es la misma forma que yo los preparo, con la diferencia que yo le pongo vino fino y la verdad que esta riquísimo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Divinisimaaaaaaaaaa no lo siguiente que pinta madreeeee me dan ganas de liarme a mordiscos al monitor,.seguro estaba de rexupete , ole y oleeeeeeee por ese arte que tiene el Samiro .
    Y si hace ese culin de sidra o dos o los que se tercien en tu compañia coraxonnnnn.
    Bicos mil wapisimaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  19. umm por Dios! aun no cené! qué pintaza, así nunca lo probé, sí con albariño. Una opción distinta.
    Besiños

    ResponderEliminar
  20. Mi querida amiga, que manjar, pero en letras grandes, como tiene que estar este bicho, por aqui no tenemos la suerte de tener estas piezas tan divinas, pero ahora para navidad suelen traerlas y desde luego me llevo la receta del Samiro, para hacer igual que er hacerla con esta perfeccion, y comerla tal y como la come el jejeje. Mil besicos cielo, y con tu permiso otro para ese gran cocinero

    ResponderEliminar
  21. hace un culín y una ñoclina así preparada!!! buenísima, bsss

    ResponderEliminar
  22. Qué listo es el Samiro, yo también daría buena cuenta de él porque me encanta
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Bien ...tú sigue poniéndonos los dientes largos con el marisquín;anda qué...
    Te mando besos igual.

    ResponderEliminar
  24. Yo muerta, muerta... que me da "cosa" cocerla viva, jajaja.
    Eso sí: como la pillara, creo que ganaría al Samiro a la hora de zamparme esta ñocla, ¡qué rica!.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  25. Y como no Bego, si esto es una delicia, para no perderse.

    Besos preciosa.

    ResponderEliminar
  26. Muy bueno el toque de sidra aunque a nosotras nos gusta de todas las maneras posibles...
    Qué cosa tan rica...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  27. Qué manera de poner los dientes largos! Con un culín de sidra es perfecto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Esto tiene pintaza pintaza!!!! Habrá que probarlo. Ya está la Navidad a la vuelta de la esquina y nosotros somos como el turrón, volvemos a casa, a Galicia...Allí si encontramos buenos ejemplares de buey de mar...

    ResponderEliminar
  29. Hola Bego. Debo ser un bicho algo raro porque estos animalitos no me van. solo los he probado en una ocasión y por obligación ya que hubiera hecho un desaire en el caso de no haberlo probado pero las pasé canutas jj.
    Ello no quita para que te diga que para quien le guste es un manjar; yo prefiero algo mas ligero, unos percebes, mejillones, gambas, cigalas jj.
    Creo que lo debisteis disfrutar a tope. Se ve fabuloso.
    Lo que no perdono es el culín de sidra y si pueden ser dos o tres mejor.
    Buen fin de semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Te agradezco enormemente tu comentario que el tiempo es oro y hay que estirarlo para que nos cunda.....Vuelve cuando quieras....... las puertas de mi cocina están abiertas para ti.
Muchas gracias.