jueves, 30 de mayo de 2013

Rodaballo salvaje a la plancha

Lo malo de tomarse un descanso es que cuesta volver , pero me he puesto seria conmigo misma y me he obligado a ello porque una no se puede dormir en los laureles y sobre todo porque os echaba de menos…….

La receta que os traigo hoy ha sido fruto de un dia de rélax, un dia de sol y calor (de los pocos que hubo) en el que fui a acompañar a mi Samiro a pescar y cogimos este rodaballo salvaje en la ria que pesaba casi 900 g, ojalá hubiera sido mas grande , pero no nos quejaremos no ? ………Qué emoción , como siempre, el pez se llevó una sesión fotográfica en toda regla jajaa…..de frente, de lado, sonriendo, boca abajo, boca arriba…….los que sois pescadores seguro que me comprendéis , a que sí ?.....

Su carne consistente, suave y con un delicado sabor por supuesto  nada tiene que ver con los de piscifactoria …….un lujazo ;) 





Ingredientes :

Un rodaballo
Escamas de sal con algas
Dos dientes de ajo picaditos
Dos cdas de perejil picado
Aceite de oliva virgen

Para el arroz :

200 ml de arroz integral (Int-Salim)
Unas gotitas de zumo de limón
250 g de setas shiitake
150 g de jamón serrano en taquitos
Un buen chorro de coñac
Aceite de oliva virgen
Un diente de ajo
Sal y pimienta
Una cda de perejil picado
100 g de guisantes cocidos




Elaboración :

Limpiamos el rodaballo . Le cortamos la cabeza que guardaremos para hacer un caldo en otra ocasión y lo cortamos en cuatro trozos.
Lo ponemos a macerar con dos dientes de ajo picados , las dos cucharadas de perejil y un chorrito de aceite mientras preparamos el acompañamiento del arroz.

Para ello cocemos el arroz integral con agua hirviendo , unas gotitas de zumo de limón y sal  durante 35 minutos.
Mientras vamos haciendo las setas. Una vez limpias, las troceamos y las añadimos a una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva virgen. Agregamos el diente de ajo bien picado y el jamón . Salteamos todo hasta que vayan perdiendo el agua y vertemos un buen chorro de coñac. Dejamos que reduzca y cuando estén hechas añadimos los guisantes cocidos y el arroz ya cocido y escurrido.
Removemos el conjunto y dejamos unos minutos para que los sabores se unifiquen .

Por último haremos el rodaballo a la plancha con aceite de oliva virgen.
Antes de pasarlo por la plancha lo secamos bien y lo hacemos al gusto, pero conviene no pasarse para que quede jugoso.



Una vez hecho espolvoreamos con las escamas de sal con algas, acompañamos del arroz , un Albariño, pan, buena compañía y a disfrutar ...........

67 comentarios:

  1. Bienvenida Bego! te echaba de menos! me alegro mucho de que hayas descansado y estés relajada. Menudo rodaballo nos traes, tiene una pinta buensima. MUCHOS BESITOS

    ResponderEliminar
  2. Hola Bego! Me encanta leer que has estado como Heidi con su Pedro por parajes bucólicos! ;-) también se te extraña a ti corazón que eres un rayo de luz.
    Este rodaballo, ni que decir que es un lujo y por supuestisimo nada que ver con los de pisci factoría, cada vez uso más el arroz integral y me llevo la idea de esas gotitas de limón...también decirte que esa cabeza dará un caldo merecedor de otra entrada casi seguro.
    Has vuelto a lo grande, un plato de 10!
    Salu2 preciosa
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  3. Bienvenida Bego, ya se te echaba de menos, que rico te quedo este rodaballo,..............un bico

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida de nuevo, Bego; me puedo imaginar el sabor de este rodaballo que no tiene nada que ver con los que "pescamos" por aquí.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Bego, qué alegria tenerte de vuelta, espero que te lo hayas pasado estupendamente. Qué cosa más rica ese rodaballo, todo un lujo. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  6. Hola Bego ,me alegro de que estés de nuevo por aquí.
    Este rodaballo es un lujo ,os tuvo que saber a gloria.besinos

    ResponderEliminar
  7. ¡Que bien tenerte de vuelta, Bego! Y vaya plato para volver, menudo rodaballo, tenía que estar impresionante. ¡Pero qué bien te cuidas!
    Un beso grande, guapa.

    ResponderEliminar
  8. Qué alegría que estés de vuelta, Bego, se te echaba de menos! Yo del pescado no se que decirte. Mi familia está llena de marineros, pero yo lo odio, el olor, el sabor, todo. Recuerdo que alguna vez de pequeña fui a pescar con el entonces novio de mi hermana la mayor y yo echar la caña sí, ahora el pescado que lo quitara él. Me gustaba ir por ir conél, más que por pescar, jeje. Un besiño.

    ResponderEliminar
  9. Bienvenida Bego, dí que sí que a veces hay que echarle ganas y luego lo bien que se siente una,
    Ahhhhh, y si añoras el calor te vienes unos diitas para acá y te quedas estupenda.
    El pescadito, genial, felicita a tu muchacho de mi parte, por tan buena pesca. La forma de prepararlo estupenda, para no perder ni una mijita de sabor
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Bienvenida mi linda niña!!!!..ya se te añoraba, porque la blogosfera sin tu alegría no es nada de nada!!!!
    Con tu Samirin nada falla, sobretodo cuando sale de pesca y te trae estos señores pescaditos de 900 gr para hacerles su book de fotos!!!..adoro el rodaballo, si llego a estar ahí no hubiese dejado ni las raspas....aunque lo mejor seria estar en vuestra compañía..que sois de lo mejorcito que he conocido nunca..con vuestro gran corazón y alegría!
    te quiero samirita linda!

    ResponderEliminar
  11. Pero bueno que alegría más grande me estás dando y es que esto sin mi Bego no es lo mismo y me daba miedo no tenerte hasta septiembre fíjate...
    Tu Samiro y tu formáis una de las parejas más envidiadas que hay y es que mira él pesca pedazo pescado y tu lo cocinas como las reinas.
    Ay que alegría Bego!
    Besazos.

    ResponderEliminar
  12. Ya empezamos a dar envidia con los pescaditos? :-(

    Ya te he preguntado si me alquilabas al Samiro alguna vez no?

    A que edad se puede aprender a pescar? Será tarde ya?

    No he mirado casi ni la receta porque, con ese pescado, ¿que puede estar mal? Ay disoitooooo!

    Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! quiero un samiro que me traiga esos pecesssss!!

    Bienvenida :-D

    ResponderEliminar
  13. Cuanto tiempo sin coincidir amiga Bego...estamos de un despegao que no veas....!!! Menos mal que hemos podido venir hoy a visitarte y llevarnos un trozo de rodaballo que tiene un color buenisimo...una pinta de fresco que mas no puede....!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Welcome querida Bego, te echaba de menos aunque si es porque estabas reposando..Te perdonaré la falta!!!
    Vaya rodaballo más fabuloso!!! y la receta magnífica!!! Estará tan delicioso que no necesitará grandes florituras, qué suerte niña!!!
    Chema sólo me trae lubinas, ainnns!!! Podíamos hacer un intercambio pescadil, si estuviésemos más cerca...

    ResponderEliminar
  15. Qué bueno que ya estés de vuelta. Cuesta un poco volver a coger el ritmo pero tu lo has hecho a lo grande con este rodaballo que ya lo quisiera yo para la cena. Me alegro que hayas disfrutado de este periodo de relax.
    Un besote

    ResponderEliminar
  16. Qué alegría me da verte por aquí, justo ahora que soy yo el que piensa en el retiro....jajaja. No has podido regresar mejor, con un pescado de los que más me gustan. Recuerdo que el mejor rodaballo que he comido nunca lo probé en Santiago de Compostela y todavía me acuerdo del colega y se me caen dos lagrimones que me nublan la vista. Bienvenida y ya sabes que se te echaba de menos. Un besito.

    ResponderEliminar
  17. Holaaaaa!!! mi niña!!!! que bien tenerte por aquí, cuanto me alegro de tu vuelta!!! ese rodaballo es el que sacó tu Samiro?¿ wouuuuuuuu!!!! que hermosura se ve delicioso, es para estar mas que contentos y el pescadito diría si que he caído en buenas manos, foto arriba, foto abajo, que bien estos me lanzan al estrellato jajjjaajjjaajaja pero tu con tu arte en la cocina has hecho la octava maravilla, que rico se ve, tiene que estar divino, tan fresco, me lo imagino con la carne prieta de recién pescado, tiene que ser una maravilla, que buena pareja de pescadores harían tu Samiro y mi Santi. Besitos preciosa ya nos iremos viendo por aquí.

    ResponderEliminar
  18. Bienvenidaaa Bego!! qué alegría me ha dado ver la actualización , he venido volando a verte y a ver al elegante señorito que nos traes, mira que es rebonito el pez y más rebonito luce en el plato del que no debió quedar ni una miguita. Un regreso a lo grande !!!!

    Abrazos y besos...y más besos y abrazos

    ResponderEliminar
  19. Que aspecto tan delicioso!!
    Me encanta
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Que bien tenerte de vuelta Bego!!! y por la puerta grande con este estupendo y sabroso pescado... me encanta como lo cocinaste. Besitossss,

    ResponderEliminar
  21. no te vayas, tú con tranquilidad pero tienes que ir publicando que sino lo dejarás y no querrás volver

    ResponderEliminar
  22. Bego, te tengo un poco abandonada...pero es que no me llegan las horas del día para entrar en todos los blogs que quiero.
    Hoy he podido finalmente y me quedo encantada... y este rodaballo es una delicia!

    ResponderEliminar
  23. Ohhhh que alegría Bego, verte y además con este lujo de receta. Yo también he estado un poco pérdida por cambio de imagen del blog. Es un placer volver a tenerte entre nosotros. Un besazo muy fuerte de una amiga bloguera

    ResponderEliminar
  24. Hola Bego, que delicia de pescado, rico sano y delicioso. Bss

    ResponderEliminar
  25. Ante todo felicitarte por tu vuelta¡¡¡ y lo segundo decirte que vaya exquisitez de rodaballo nos has preparado..... Te cojo un poquito para la cena¡¡
    Un besote, Manuel.

    ResponderEliminar
  26. Holaa! Pues yo he cerrado unos días o semanas, no sé...
    No como rodaballo salvaje desde un viaje que hice a Cádiz y de eso hace tropecientos años, pero lo que si sé es que me encanta. Estaba gordito el bicho eh?, menudo filetin tiene.
    Muy rico!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  27. Me alegra muchísimo tu regreso. Desde la distancia, me ha llegado el aroma de ese delicioso pescado ¡què ganas tengo de tomarme algo recién salido del mar!
    Como veo que acabas de publicar, me he dicho que no puedo marcharme sin despedirme de ti, he decidido tomarme un largo descanso.
    De más está el que te diga que te voy a echar mucho de menos, que me hacen falta vuestros cariñosos comentarios y que siempre os tendré presente.
    Ahora sólo quiero dejarte montones de cariños hasta mi regreso.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  28. Que contenta estoy de verte de nuevo por aquí !! ♥

    La receta me encanta, segurísimo que la probaré, aunque me tendré que conformar con uno de piscifactoria ... :(

    Un besito tesoro !!!

    ResponderEliminar
  29. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiins, que mi Bego ha vueltoooooooooo y además, con un pescadito de lujo. Ayyy, que se te echaba de menos. Me encanta el pescado y este seguro que es una delicia. No suelo usar sal, pero la tuya me ha llamado la atención.
    Besooos

    ResponderEliminar
  30. Hola Bego. La verdad es que te echaba de menos, y comenzaba a preocuparme. Quizás me perdí la entrada donde explicabas que te tomabas un respiro. Veía tu blog abajo del todo, y pensaba... -qué raro.
    Bueno, me alegro de que estés aquí.
    Y te veo con ganas porque vaya pedazo de receta nos has traído. Ay que buena pinta tiene el rodaballo... je je!! Será un placer preparar esta receta. Fácil es, desde luego.
    Un beso y bienvenida de nuevo.

    ResponderEliminar
  31. Bienvenidaaaaaaa!!. Ya era hora de que regresaras ehhhh, jopelines con el descanso tuyo, si te descuidas te dan las uvas jajajaja. Ainss guapetona, que me alegro de leerte de nuevo, y si nos traes un pescadito como este tannnnnnnnn sumamente fresco, pues oye, ayuda a que la alegria sea más grande jejeje. Maravilloso es poco, si ya es todo un lujazo poder comerse un rodaballo pescado por uno mismo, el placer de llevártelo luego a la boca es indescriptible. Nada que ver con los de piscifactoria, donde va a parar.

    besines mil preciosa mia, me alegra tu vuelta un montonazooooooooo

    ResponderEliminar
  32. Hola mi princesa!!!! Veo que vuelves con una receta estupenda, es un pescado que me encanta y si además lo has pescado junto a tu Samiro aún sabrá mejor. Tiene una pinta deliciosa, ya me gustaría a mí poder tener la posibilidad de pescar algo parecido, pero me tendré que conformar viendo el tuyo.
    Me gusta mucho como lo has preparado, ya podías haberme invitado!!!
    Me alegro que estés de vuelta y espero que hayas descansado.

    Mil besazos mi niña,

    ResponderEliminar
  33. Querida Bego. La verdad es que se te echaba de menos. Que bien volver a tenerte por aquí. Vaya pez mas hermoso! Y dices pequeño? Caray! Solo de sacarlo del agua ya debió hacer una ilusión fantástica. Pescar algo siempre es una satisfacción y encima una pieza como esta.....No te quejes, que no vale.
    Lo hagas como lo hagas siempre es una delicia, pero de la manera que lo has presentado...Perfecto!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Cuánto me alegro de "verte"! Cuánto te echaba de menos!
    Cuando hago un parón en el blog, no sabes lo "cuesta arriba" que se me hace todo, la pereza que me da...: pensar la receta, sacar la cámara y el trípode, fotografiar, preparar la entrada, ..., pero todo es ponerse y no hay nada como el cariño de los "compis", a que sí? Además el blog es la mejor terapia psicológica!
    El rodaballo, guapísimo! y de cocinado, más! Ja, ja
    Un abrazo bien fuerte y apretado. Carmen.

    ResponderEliminar
  35. Bego ,me alegra verte de nuevo ,se te echaba de menos y nos llegas con este delicioso pescado para ponernos los dientes largos ,desde luego es para matarte jajajaja
    Bueno ahora en serio ,menudo lujazo este rodaballo y ademas salvaje ,una maravilla de plato ,ya lo creo
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  36. ¡¡¡QUÉ ALEGRÍA VERTE GUAPAAA!!!. Madre del amor hermoso, menudo platazo nos has hecho para cenar. Gracias hermosa. Un besote,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  37. Bem vinda de volta.
    Adoro peixe e este ficou uma delicia.
    bjs

    ResponderEliminar
  38. Hola Bego, que alegría tenerte de nuevo por aquí y que regreso tan bueno, me encanta el rodaballo, aunque no lo como mucho y este salvaje ya debe ser exquisito. Un besazo

    ResponderEliminar
  39. Se de lo que hablas Bego, porque también en mi casa hay afición a la pesca, de modo que cuando sale una pieza de éstas, todos lo celebramos. El rodaballo tiene un sabor increíble, y tu nos dejas un plato de lujo. Por cierto, el pez salió de lo más favorecido. Mereció la pena la sesión fotográfica :-)

    Un besín y bienvenida.

    ResponderEliminar
  40. Bienvenida de vuelta, y vaya platazo que te has marcado. Un buen rodaballo, como lo pongas, el tuyo en la foto se nota lo bueno que es... Un besote.

    ResponderEliminar
  41. Hola hija, tengo tan poquito tiempo, pero hoy vuelto a tu cocina, que plato mas bueno. Besos

    ResponderEliminar
  42. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  43. Que bueno tenerte de vuelta.... siempre se te echa de menos. Que platazo has escogido para volver, un auténtico lujo, quien lo pillara.

    Te mando un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  44. Me encanta que estes otra vez por aquí y encima vuelta a lo grande con ese pedazo de plato :)
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  45. me encantaaaaaaaaaaaa. Rodaballo, yo no tengo la suerte de tener samiro pescador tengo que ir a la pescaderia jajajajaaaaa, tengo muchas ganas de volver a comer rodaballo, qué bueno tenia que estar tan fresco. Sami no te duermas en los laureles que te echo de menoss. Un besuco

    ResponderEliminar
  46. Que pez tan bien pescado, tan bien cocinado y tan bien acompañado!!!!. Se te echaba de menos!!!

    ResponderEliminar
  47. Bego guapa, como buenas aries aparceemos y desaparemos a la vez y la verdad es que despues cuesta volver a coger las riendas. Espero que darte un respiro te haya servido para cargar las pilas, y aunque el tiempo no haya acompañado mucho ya veo que has aprovechado bien los pocos rayos de sol que hemos tenido.
    El pescadito vaya lujo wapa poder comer un rodaballo salvaje con lo que me gusta, el sabor seguro que no tiene nada que ver. Nosotros somos pescadores pero aqui solo te dejan truchas y segun en que zona hasta tienes que volverlas a soltar, asi que me conformare con babear con las delicias que nos vayas poniendo.
    Por cierto agarra fuerte al samirin que ya veo que te lo quieren llevar.
    Besazos y bienvenida ;-)

    ResponderEliminar
  48. Me alegra que la pesca diera sus frutos, te imagino haciendo la sesión fotográfica jajaja y qué bueno luego poder disfrutar del plato, pero lo que más me alegra es tenerte ya de vuelta!!!!!

    Un fuerte abrazo y buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  49. En cuanto empiezas a coger el ritmo ya n paras!jaja
    y menudo lujazo, asi da gusto pescar, y comer luego..a la plancha sin mas, para disfrutar de su sabor, es estupendo! un besote

    ResponderEliminar
  50. no sabes como me alegra volver a leerte.....Estas de nuevo en plena forma.
    UN beso enorme

    ResponderEliminar
  51. Bien venida pesiosa me alegra tenerte por aqui de nuevo ya sabes que se te ha exado muxo de menooos y si se que te costaba volver pir estos lares te hubiera dado un monton de empujoncitos que no pidemos tar tanto tiempo sin tus fantasticas recetas.
    Del rodaballo que voy a decirte si con decir que era salvaje pescado por tu Samirin no hace falta nada mas .
    Seguro que estaba de muerte relentaaaaa ,no hay mas que ver como lo has exo y acompañado.
    Bicos mil y feliz finde potita miaaaa.

    ResponderEliminar
  52. Qué bien tenerte de nuevo por aquí, se te echaba de menos, pero de vez en cuando un descanso sienta muy bien.
    Vuelves por la puerta grande con semejante pedazo de pescado, nada que ver con los de piscifactoría, por supuesto!
    Tenía que estar de bueno...
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  53. Menudo plato has preparado para tú vuelta a la blogosfera, un lujo de pescado, seguro que estaba delicioso.Me alegro de tú vuelta se echaban de menos tus comentarios.
    Un besote y feliz finde.

    ResponderEliminar
  54. Bego la prosima vez hablo de ti antes, pues esta semana te nombre en mi blog y la prosima vez lo hago un mes antes, para que el regreso no tarde tanto, eres maravillosa por que veo que todo el mundo te echamos de menos por algo sera nooooo¡¡¡¡ Ya me gustaria que mi marido pescara esos tesoros, por que para mi lo son, los de piscifactoria ni los pruebo, que maravilla hija me gusta la manera como lo has preparado, vaya festin ese dia, bikiños mil y bienvenida guapa

    ResponderEliminar
  55. Hola bonita, bienvenida...y vaya manera de volver, ¡un rodaballo salvaje!
    eso es un manjar maravilloso, y además pescado por el Samiro, menudo lujo.
    Me alegro un montón de que estés de nuevo con nosotros.
    Un bico y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  56. Bego corazón, vengo al olor del rodaballo, sin duda mi pescado favorito, ¡¡¡y encima salvaje y recién pescado, qué gozada!! con lo difícil que es verlo por aquí.
    Yo estoy vaguísima con el blog, no hago ni fotos
    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  57. Hija mía de mi vida, ¡qué rodaballo!. Increíble la pinta que tiene, nada que ver con los que se suelen encontrar por ahí.
    Me encanta preparado a la plancha, con esa guarnición de arrocito tan rico.
    Me alegro de verte por aquí de nuevo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  58. Jolín...un pez de verdad que tiene que saber a gloria.
    El rodaballo, ese arroz, la sal...vuelves a lo grande.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  59. Me alegro que ya estés por aquí y vienes fuerte con este pescado recién cogido, tiene que estar muy bueno.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  60. El rodaballo que tiene unos ojillos que estan diciendo,,,,,que pena que no hubierais podido conoceros Bego y tu, ayyy que pena,,,tranquila que nos conoceremos, la vida da muchas vueltas y no quiero que pase el tiempo sin conocerte,,,no, no, si quiero decirte que me alegro que te hayas reincorporado y que a mi se me haya muerto el bicho, mardito,,,paya que se vayaaaa el subsodicho, esta donde debe estar la gente mala con Pedro Boteroooo, el malo del iniferno,,,o no ???, los buenos,,,de visiteo a los amigos por los blog como tu y yo.

    Que me alegro mucho de volverte a verrrr.

    Un abrazo guapaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  61. Bego, cuanto me alegro de verte de nuevo. Lo confieso! te he echado de menos :( .Menudo lujazo poder degustar ese rodaballo. Ya te he comentado en alguna ocasión que tengo dos empedernidos pescadores en casa y últimamente los pobres pescan poco y eso que van casi todos los fines de semana pero no hay manera. Si llegan a pescar un rodaballo de ese tamaño no te quiero ni contar la fiesta que iban a organizar y la cámara de fotos se iba a quedar sin pilas jeje. Mi enhorabuena al pescador y a la cocinera por saber sacarle tan buen partido. Muchos biquiños corazón.

    ResponderEliminar
  62. Vaya, que has vuelto de tu descanso y yo sin enterarme!! Veo que ha sido de lo más productivo, todo un lujo cocinar el pescado recién sacado del agua. Jeje, me río porque no sé por qué te he imaginado con la caña y el rodaballo, estoy un poquillo tonta a estas horas, debe ser envidia sana.
    La receta, como siempre, deliciosa.
    Un besin guapa

    ResponderEliminar
  63. La sesión fotográfica seguro que se queda corta ;-)
    Que lujazo de plato!

    ResponderEliminar
  64. Ese rodaballo promete, seguro que estaba buenísmooo!! porque la pinta es espectacular!!
    Un besete guapa!!

    ResponderEliminar
  65. Hola Bego. El rodaballo es uno de los pescados que más me gustan. El ejemplar que pescasteis es para fotografiarlo jj y para dar buena cuenta de él que ya veo lo hicisteis jj.
    Debió salirte un plato exquisito, de eso no me cabe la menor duda.
    Saludos

    ResponderEliminar

Te agradezco enormemente tu comentario que el tiempo es oro y hay que estirarlo para que nos cunda.....Vuelve cuando quieras....... las puertas de mi cocina están abiertas para ti.
Muchas gracias.