viernes, 26 de noviembre de 2010

Zebra Cake

Visitando el blog "El rincón de Bea" encontré esta receta que me ha encantado. Por lo visto es un clásico en los países del Este de Europa.
La primera vez que lo hice fue para regalárselo a mi tia . Estaba convaleciente  y decidí alegrarla un poquito a través de este dulce. Ya lo he repetido unas cuantas veces porque está muy rico .

La única variación que le hice sobre el original, fue cubrirlo de chocolate con leche de cobertura. 













Ingredientes:

4 huevos


250 gr. azúcar


250 ml. leche


250 ml. aceite de oliva suave


300 gr. harina


1 sobrecito de azúcar vainillado


1 cucharada de levadurina (Royal)


2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar ( Valor) ( No sirve Colacao ni Nesquick)



Preparación:


Batir los huevos, el azúcar y el azúcar vainillado hasta que hayan blanqueado y doblado el volumen.


Añadir la leche y el aceite y mezclar hasta que se hayan incorporado pero sin batir demasiado .
Reservar 2 cucharadas de harina. Tamizar el resto junto con la levadura y agregarla a la mezcla anterior hasta que esté homogeneizado el conjunto pero sin batir en exceso.


Dividir la mezcla en dos partes iguales. A una de ellas le añadimos el cacao en polvo y mezclamos bien. A la parte blanca, le incorporamos las dos cucharadas de harina que habíamos reservado con el fin de que ambas masas tengan exactamente la misma consistencia.  Precalentar el horno a 170º y engrasar un molde redondo de 23 cm.


La parte más importante de esta receta es el momento de incorporar las masas al molde. Hay que poner tres cucharadas de la masa blanca exactamente en el centro del molde. A continuación y sin esperar a que esta primera masa se extienda echamos otras tres cucharadas de la masa de chocolate en el mismo centro de la masa anterior y asi sucesivamente hasta que terminemos con las cremas.


Hornear durante 40-45 minutos. Pasado este tiempo pinchar el bizcocho con un palillo en centro para comprobar que está hecho.
Retirar del horno y dejar enfriar durante 10 minutos, tras lo cual lo desmoldaremos y dejaremos enfriar totalmente sobre una rejilla, boca arriba.













No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te agradezco enormemente tu comentario que el tiempo es oro y hay que estirarlo para que nos cunda.....Vuelve cuando quieras....... las puertas de mi cocina están abiertas para ti.
Muchas gracias.