lunes, 26 de junio de 2017

Dulce de cerezas

No hay nada mejor que un dulce de frutas casero para acompañar nuestros quesos o emplearlos en otros postres , sabiendo realmente  lo que comemos , sin aditivos raros ni conservantes.
Tenía unas cuantas cerezas ya blandas y se me ocurrió preparar este dulce para ver como quedaba , experimentar y si no resultaba bien , pues nada, pero salió estupendo y nos gustó muchísimo.

Aunque el más común por mi tierra es el de manzana o membrillo,  podemos hacerlo con otras frutas y sobre todo ahora en el verano, con la variedad que tenemos.


Como espesante, he utilizado el agar-agar que ya sabéis que proviene de un alga y posee múltiples beneficios para nuestro organismo , con un aporte calórico cero y un alto contenido en fibra soluble que actúa  como regulador intestinal , bueno para el estómago. Asimismo mejora los dolores articulares y es ideal para las dietas por su efecto saciante , entre otras propiedades.
También he utilizado panela que a  diferencia del azúcar blanco, que sólo aporta calorías vacías, el azúcar integral de la panela nos aporta nutrientes esenciales que cuidan de nuestra salud.
Espero que os animéis a prepararlo . Si tenéis la thermomix en un momento estará listo .
Si no , por supuesto, que también lo podréis hacer de la forma tradicional.



 Ingredientes :

800 g de cerezas
300 g de panela
Zumo de medio limón grande o uno entero si es pequeño
Un chorrin de licor de cerezas (opcional)
Una cucharada de agar-agar (12g)




Elaboración en Thermomix :

Primeramente le sacamos los huesos a las cerezas . Si tenemos utensilio para ello, perfecto, si no, podemos ayudarnos fácilmente con la carcasa de un bolígrafo bic , por supuesto previamente sacándole la tinta y así se deshuesan sin complicación ninguna.
Una vez puestas en el vaso las trituramos a velocidad progresiva 5-10 unos segundos.
A continuación agregamos el resto de ingredientes y programamos 30 m a 100º y velocidad 5 , con el cestillo encima de la tapa.
Una vez finalizado, pasamos el dulce a un molde , esperamos que enfríe un poco y llevamos al frigo  , dejándolo hasta que se endurezca.
Conservar en la nevera.

Si lo tenéis que hacer de la forma tradicional, poner los ingredientes en una olla a fuego medio con un dedo de agua y dejar que vaya cociendo y haciéndose como si fuera mermelada. Después triturar , pasar al molde y enfríar de la misma forma.