lunes, 15 de diciembre de 2014

Pain d’épices de Julia Child

Los que me seguís por las redes sociales sabéis que fui la afortunada en el sorteo que realizó Ana en su blog “Biscayenne” , con el segundo volumen de “El Arte de la Cocina Francesa “ de Julia Child , menuda sorpresa tan grata que me llevé………

Es un libro repleto de recetas interesantes , tanto saladas como dulces e incluso pan.

 Comencé por preparar ésta que hoy os comparto pues hace tiempo que tenía muchas ganas de elaborarla y qué mejor estreno que de la mano de esta gran cocinera como era la autora del libro.

Ella decía que la cosa más bella que se puede cocinar para alguien que está cerca de ti, es una cocción con amor y yo estoy completamente de acuerdo, ese ingrediente es fundamental….




 Este pain d’épices , de origen francés, en realidad es un bizcocho de especias , compacto y lleno de sabor . Se debe dejar a reposo uno o dos días antes de consumirlo pues con el paso de las horas se intensifica su aroma .
Se conserva perfectamente en la nevera durante semanas y en el congelador unos meses (según dice en el libro…..en  mi casa no lo hemos comprobado pues nos lo terminamos enseguida).

La versión inglesa sería el denominado “gingerbread” o bizcocho de jengibre.

La diferencia está en que el francés se prepara con miel, harina de centeno o mezcla y especias y el inglés con melaza, harina blanca y jengibre.

De todas formas, incluso en Francia, dependiendo de cada región , se elabora de distintas maneras : con frutas confitadas o sin ellas, dejando macerar la mezcla de miel y harina por unos meses, añadiendo masa cruda a los ingredientes de la receta , con huevos o sin ellos, azúcar blanca, azúcar moreno , frutos secos, etc, etc…….



Nota : 
Si la harina es de centeno normal sin ser integral, entonces se utilizarían los 500 g de ésta, suprimiendo la harina blanca de trigo.


Ingredientes :

500 ml de miel
200 g de azúcar
100 ml de agua hirviendo
20 ml de ron añejo
250 g de harina integral de centeno
250 g de harina blanca de trigo
1 cdita de extracto de almendras
100 g de almendras molidas
4 cditas de semillas de anís previamente molidas
½ cdita de canela molida
½ cdita de clavo molido
½ cdita de nuez moscada molida
2 pizcas de sal
1 cda de bicarbonato sódico  




Elaboración :

Precalentar el horno a 165º.

Mezclar miel, agua hirviendo y azúcar hasta que éste se haya disuelto.

Agregar bicarbonato , la sal y 400 g de la harina, batiendo enérgicamente.

A continuación, incorporar el resto de la harina y batir unos cuatro o cinco minutos con el robot de cocina o batidora .

Pasado este tiempo, añadir el resto de los ingredientes poco a poco y una vez homogeneizada la mezcla , pasarla al molde previamente engrasado y forrado con papel vegetal.

Con los dedos mojados en agua fría , alisar la parte superior de la masa que ha de llenar como máximo 2/3 del molde .

Llevamos a hornear en la parte central a 165º . La masa subirá y llenará el molde.

Es aconsejable  no abrir la puerta del horno durante 45 minutos ni modificar la temperatura . 
Dejamos que se haga durante 50 -60 minutos (dependiendo de cada horno y comprobando con el palito de una brocheta, pinchando en el bizcocho, si sale limpia, estará listo ).

Tendrá que enfríar dentro del molde durante 10 ó 15 minutos.

Pasado este tiempo, desmoldamos , quitando el papel y con cuidado , se le da la vuelta al pain.

Lo depositamos sobre una rejilla y lo dejamos unas dos horas para que se enfríe por completo.

Cuando ya ha enfríado, lo envolvemos en papel film y ahora viene lo mas complicado , dejarlo reposar asi, uno o dos días para apreciar su sabor en toda su intensidad. 


Según el libro se sirve acompañado de mantequilla, aunque a mi me gustó mas sin ella.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Puding de verduras y queso

Un entrante delicioso para adornar nuestra mesa en Navidad. Resulta muy vistoso y además económico porque el comer bien no está reñido con tener que dejarse todo el peso de nuestra cartera en el mercado y en estos tiempos que corren, mas aún.

A la hora de degustarlo , se puede acompañar de una variedad de lechugas , comerlo frio o templado …… A mi como mas me gusta es la última opción y con una buena salsa de tomate casera al lado.

También puede servir perfectamente como cena ligera y en época playera es ideal para llevar de picnic.

Otra de sus ventajas es que se puede preparar con anterioridad y al dia siguiente darle un golpe de calor en el microondas si lo queremos tomar templado , con lo cual, nos ahorramos los agobios que esos días ya se sabe ……..

Personalmente , me  gusta hacerlo en moldes de silicona , tamaño individual , pero se puede hacer perfectamente en un molde grande tipo cake .




 Ingredientes :

400 g de macedonia de verduras
200 g de harina
1 cucharada de levadura química
4 huevos
250 ml de leche evaporada
2 cucharadas de aceite de oliva virgen
180 g de queso rallado (utilicé una mezcla de 4 quesos)
Sal y pimienta

Elaboración :

Precalentamos el horno a 180º .
Sacar la macedonia de verduras del bote a un colador y dejar que escurran por completo.

Batir huevos con leche evaporada y aceite.
Incorporar harina con levadura y seguir batiendo hasta conseguir una mezcla homogeneizada.

Salpimentar.

Agregar quesos y las verduras a la mezcla,  removiendo con una espátula hasta que todo esté bien mezclado.

Pasar el contenido a los moldes de silicona individuales o a un molde mas grande, según se desee. Si el molde no es de silicona, habrá que engrasarlo y forrarlo con papel vegetal.

Llevar a hornear (según horno) durante 20 minutos a 180º , luego bajar la temperatura a 160º  y dejarlo 10 minutos mas hasta que esté hecho . Utilizar el pincho de una brocheta para comprobar si sale seco , eso significará que ya está listo.
(Si se hace en molde grande llevará algo mas de tiempo ).

Retirar del horno y dejarlo templar o enfriar , según prefiramos degustarlo.


lunes, 8 de diciembre de 2014

Turrón de chocolate crujiente

Estoy preparando el turrón que tanto te gustaba y el recuerdo me acecha, me aplasta y se torna doloroso e inquieto , pero al mismo tiempo esa añoranza de ti y de los buenos momentos vividos en estas fechas tan señaladas, me reconforta porque  oigo tu voz,  las risas , el reencuentro, la algarabía de la mayor parte de la familia reunida  , los abrazos, los juegos, las fotos, las comidas , la buena compañía……….

-          Dónde están los chiquillos , se han ido ? …..
-          J…. M……dónde estáis ?...... 

Se oyen ruidos de fondo , cris, cras …….sin hacer ruido me acerco a la despensa , entreabro la puerta y ahí estáis los dos , tu y tu primo, mano a mano devorando a hurtadillas el turrón ………Debería reñiros pero me da un ataque de risa ……. asi año tras año , a pesar de haber crecido , seguiáis con el mismo ritual porque como tu decias siempre : Una Navidad sin turrón de chocolate no es Navidad !

Ya nunca podrá ser igual mi sobrino querido y el vacío de tu ausencia lo llenamos con tu recuerdo , ese amor tatuado por siempre en nuestro corazón.

Esta entrada de hoy tenía que ir dedicada a ti , aunque me haya costado lágrimas , no podía ser de otra manera ….

Te queremos Javier. 





Ingredientes :

50 g de manteca de cacao
100 g de chocolate negro
175 g de chocolate con leche
65 g de arroz inflado chocolateado



                    

Elaboración :


Ponemos en un bol la manteca con los chocolates y llevamos al micro para que se deshaga pero con sumo cuidado porque en el microondas enseguida se quema.



  

Mejor hacerlo en  secuencias de minuto en minuto , es decir, una vez pasado el primer minuto retiramos, removemos con unas varillas o cuchara de madera y volvemos a darle  otro minuto a 800º . De nuevo mezclamos,  con el calor residual termina por deshacerse y si no fuera así pues lo meteríamos otro minuto pero siempre controlando .


Si queremos ir a lo seguro , sin miedo a que se nos queme, se puede hacer igualmente al baño maria.

Una vez tenemos la crema bien homogénea, agregamos el arroz inflado y mezclamos perfectamente. 



Pasamos la mezcla al molde de silicona especial para turrones . (Si no se tiene, no importa, forramos con papel de horno un tuper de plástico , un molde tipo cake , moldes de papel albal , etc y sirve lo mismo, con el papel se podrá desmoldar sin problema ).


Esperamos que se solidifique y listo , a degustar un turrón buenísimo que nada tiene que envidiar a los comerciales.